El Origen de la Violencia

El Origen de la Violencia

Dr. Juan Eduardo Guerrero Espinel

Cada vez que nos acercamos a nuestra realidad a través de las noticias, de los juegos electrónicos, del deporte, de la política, del hogar, de la escuela y en la calle lo que predomina son las conductas violentas que generan lesiones externas intencionadas y no intencionadas. Por eso, caben las preguntas: ¿Cuál es el origen de la violencia? ¿Porque ocurre? ¿Podríamos ser menos violentos? ¿Cómo lograrlo?.

La violencia es inherente al bien y al mal, valores presentes, en nuestro interior como parte de la imperfección del ser humano. Llega a la memoria la historia bíblica de Caín y Abel: el hermano que mata a su propio hermano, por los celos de no haber sido escogidos sus frutos por parte de Dios. El mal, nace de la ilegalidad de incumplir un mandato divino, o de un mandato de la autoridad. Nace de la envidia por no poseer lo que otro tiene o tendría. Recordemos la muertes por cianuro entre los nobles como una forma ilegitima de alcanzar un poder o una posición de prestigio.

En la vida animal se es violento por la subsistencia para sobrevivir en la naturaleza. De esta forma, matar en el reino animal es legitimo para mantener el equilibrio entre las especies, incluso el ser humano utilizo la caza y la pesca para obtener sus alimentos. En este caso, matar es una violencia relativa. Sin embargo, si hoy vemos al Rey de España y a su hijo cazando por diversión y matando un elefante esta imagen recorre el mundo y recibe la sanción social por ser un acto de violencia y barbarie.

En la antigüedad, era permitido matar un cordero o un niño como parte de una ofrenda a los Dioses. Asimilar un niño a un cordero es algo que es condenable en nuestra era. Sin embargo, todavía existen brujos que recomiendan a los asaltadores de tumbas hacerlo para lograr que se abran las ¨puertas del tesoro¨. En la edad media y quizás antes las guerras por las conquistas territoriales de los Reyes, las cruzadas de los cristianos y en la era moderna las guerras del siglo XX dejaron huellas en la humanidad por los holocaustos justificados por el poder y la ideología imperante.

Los pueblos, las naciones y el poder han producido todo tipo de armas para la caza, para la defensa, para producir daño al enemigo. En guerra entre ejércitos oficiales es permitido matar preservando la vida de la población civil como parte del derecho humanitario. Morir o matar en guerra, es un acto heroico, sujeto a todos los honores y memorias. La guerra, se justifica para acumular poder y riqueza. La guerra y la seguridad justifican la posesión de armas. La guerra es posible si se lucha en forma legitima por cambiar condiciones sociales que subyugan a los seres humanos.

Otras formas de violencia inherentes a la vida y a la convivencia es la producida a las mujeres como parte de los arreglos del poder como fue la orden de casar las princesas con un príncipe elegido para unir la riqueza de dos reinos. Practica que aun prevalece en algunas culturas. Incluyendo otras formas mas bárbaras como la ablación del clítoris para ocultar el placer. Nace así, la lucha de las mujeres por la igualdad y en contra de todas las violencias de genero.

Hasta aquí, tan solo hemos logrado introducir que la violencia es parte de la lucha entre el bien y el mal, entre lo legal y lo ilegal que es movida por la envidia, por los celos, por el deseo de acumulación, del poder y por subyugar el placer, o para mantener los súbditos o los pueblos obedientes con el miedo. Este ultimo efecto perverso utilizado por lo legal y lo ilegal, el primero para cumplir un limite del entre el bien y el mal y el segundo para acumular poder por el fantasma de perder la vida si se incumple un código del mal.

Por otro lado, la historia de la humanidad ha mostrado que el reverso de la violencia es el amor, el respeto, la comprensión, la convivencia, la ternura, el acuerdo social, la paz, la alta autoestima y la satisfacción de vivir con lo necesario. El ser humano vive en su interior la lucha entre el bien y el mal, entre lo legal y lo ilegal, entre lo racional y lo irracional y estos sentimientos se refuerzan en las sociedades según el contexto histórico de armonía o desarmonía social. Cabe preguntarse, sin intentar resolverlo en este escrito si una parte de la violencia son las desigualdades, esa posible condición de violencia generada por supervivencia por la vida.

El ser humano integra dos respuestas grabadas en sus genes como parte de su ser: la Rabia y la Risa. Podemos llorar por la rabia o por la risa ilimitada ante un hecho concreto. Ambos sentimientos debemos comprenderlos, para trabajar en forma colectiva los disparadores de una conducta u otra a nivel de los espacios de vida. Otra característica a tener en cuenta en la vida del ser humano, es el LIMITE que hace que se produzca una u otra respuesta ligada al bien o al mal; a la rabia o a la risa; a la guerra o a la paz; a la venganza o al perdón. Es importante entender que este limite es como una huella generada en nuestro interior desde el momento de la concepción y con el paso de la vida es estático y no lo es, es dinámico, puede ir hacia delante o hacia atrás, pero hay una marca histórica y familiar que es necesario comprender.

Por lo tanto, para trabajar en la reducción de todas las violencias como encrucijada de la humanidad es necesario avanzar en esta comprensión de algo tan complejo y a la vez tan simple.

En mi experiencia en El Salvador como representante de la OPS/OMS tuve la oportunidad de estar cerca de las políticas para la prevención de violencia originada por las MARAS (pandillas juveniles), la respuesta de dos gobiernos fueron la mano DURA y luego la SUPERDURA. En mi interior, entendiendo la respuestas anteriores, vi que era necesario dar otra respuesta desde el Gobierno, desde la sociedad y fue así como se inicio con el apoyo de la Primera Dama de Nación desde la Secretaria de Bienestar de la Familia, el Programa TERNURA para trabajar desde el lado de la protección de la vida y de hacer florecer el bien entre las espinas con unas propuesta intersectorial ligada a: oportunidades, limite y amor. Este podría ser el ejemplo, para direccionar nuestras respuestas sociales a la violencia junto a otras iniciativas creativas para aproximarnos a otras soluciones.

La respuesta la violencia es el la mano amiga extendida con AMOR.

Medellín, enero 11 de 2013.

SALVAR BLOG EN VERSION PDF: El Origen de la Violencia

Tweets Relacionados: 

https://twitter.com/ideasysalud/status/286959405843496960

https://twitter.com/ideasysalud/status/290484289148174336

https://twitter.com/ideasysalud/status/290131221739094017

https://twitter.com/ideasysalud/status/289742278317199360

https://twitter.com/ideasysalud/status/289395399997923329

https://twitter.com/ideasysalud/status/289380091476209664

https://twitter.com/ideasysalud/status/289123838690738177

https://twitter.com/ideasysalud/status/289015700385853440

https://twitter.com/ideasysalud/status/288608057523589121

https://twitter.com/ideasysalud/status/286922845332848640

https://twitter.com/ideasysalud/status/287616835426344961

https://twitter.com/ideasysalud/status/288051665410592768

https://twitter.com/ideasysalud/status/287646017124454403

Comentario